Conceptos básicos, Costura, Patchwork, Tutorial

HACER Y COSER FALSO BIES

Aunque a veces le llaman bies fácil o bies rápido, es más bien un  falso bies, porque realmente no es una tira cortada al bies, pero es mucho más sencillo de hacer y de poner, y para principiantes quizás es mejor empezar por éste. A continuación tenéis un tutorial para hacer y coser un falso bies.

 

Hace unos días explicamos cómo poner un bies, pero ahora explicaremos la manera de poner un borde que tiene la misma apariencia y parece igual, pero que es más fácil. Aunque este sistema sólo sirve para formas rectas, ya que no posee la elasticidad que tienen las tiras de tela que se cortan al bies.

Cortar las tiras con la regla, cúter y base de corte, tal y como explicamos en una entrada anterior. Las cortaremos rectas, en el sentido del hilo o de la trama.

Las medidas serán:

  • Ancho que queramos que se vea por delante de la pieza x 4 y sumar también el  margen de costura x 2.
    Por ejemplo, si queremos que nos quede una tira de 1 cm una vez cosida será:  1 cm x 4= 4 cm + 1,5 cm margen de costura (0,75 cm x 2). Total = 5,5 cm. (4+1,5)
  • Largo: el total de la pieza que debamos poner el borde sumándole 1,5 cm por  cada costura que debamos hacer y sumar 25 cm extras para coser al final.
    Por ejemplo, si es un camino de mesa de 80 x 30 cm, serán 80+80+30+30 cm = 220 cm + 2 costuras  que serán 3 cm (1,5 x 2). Eso es  223 cm.,  ahora sumad los 25 cm extras. Total = 248 cm.

Coser las tiras una a continuación de las otras, con un margen de costura de 0,75 cm, para conseguir una tira larga.

Planchar las costuras abiertas.

Planchar toda la tira doblada por la mitad a lo largo.

Empezaremos a colocar la tira sobre la parte trasera de la pieza: dejar aproximadamente 15 cm de bies libre sin coser y empezar a colocarlo en el centro de la pieza.

Colocar la parte abierta de la tira hacia fuera y encima del borde de la pieza.  Siguiendo con las medidas de ejemplo arriba indicadas, situaremos la tira al borde. Sujetar con alfileres o pinzas.

Coser a máquina dejando 0,75 cm de margen de costura.

Cuando lleguemos a la esquina, dejar 0,75 cm sin coser. Atacar y cortar el hilo para hacer la esquina más fácilmente.

Hacer las esquinas: doblar la tira sobre sí misma formando un triángulo hacia abajo, y sin que se mueva este pliegue, volver a plegar la tira sobre sí misma hacia arriba. Asegurar que quede paralelo de nuevo al borde de la pieza.

Sujetar con alfileres o pinzas y empezar a coser esta parte dejando de nuevo los 0,75 cm de la punta sin coser.

Coser extremos de la tira: cuando lleguemos a 15 cm de dónde hemos empezado a coser al principio, parar de coser, atacar y cortar el hilo. Dejar 10 cm de la tira de margen y cortar.

Hacer coincidir los dos extremos del bies en el centro de la zona sin coser. Doblar cada uno de ellos sobre sí mismo. Marcar bien ambos pliegues con los dedos o un rodillo.  Truco: marcar las líneas del pliegue por dentro con un rotulador o lápiz para poder coser fácilmente después.

Encarar las dos partes exteriores de los dos extremos de la tira y juntar por los pliegues antes marcados. Sujetar con alfileres por la parte interior. Coser por la línea antes dibujada.

Dejar 0,75 cm de margen en los extremos que sobran y cortar. Planchar la costura abierta.

Como hemos desplegado la cinta para unirla ahora se debe planchar doblada por la mitad de nuevo; colocarla sobre la pieza y acabar de coser.

Girar  toda la tira hacia la parte de detrás, planchar y sujetar con alfileres, pinzas o pegamento.

Coser a máquina por la parte delantera, a 0,5 cm del borde interior de la cinta.

Si queréis que no se vean las puntadas, la podéis coser a punto escondido.

Y aquí tenemos la pieza acabada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 3 =